¡Únete! y descubre Xalaneo.
Forma parte de nuestra gran comunidad, es gratis.

Únete

ERRORES DE UNA EMPRENDEDORA NOVATA

ERRORES DE UNA EMPRENDEDORA NOVATA

  • Uno de los errores que cometí como emprendedora fue pensar que había una formula para el éxito. Yo achacaba  mis escasas ventas a mi poca visibilidad en redes sociales, o a carecer de habilidad y herramientas al publicar y en realidad lo que sucede es que a las pequeñas empresas, nos cuenta mucho crecer "Si nos gastamos mucho en Marketing" no amortizamos, si nos gastamos poco, no nos ven casi. Lo que he decidido yo; es hacer lo que amo💙 y a mi paso. 
  • Lo hecho a mano tampoco tiene una gran capacidad de expansión, ni una rentabilidad demasiado alta, es inconstante, como todo en el mundo de las ventas. 
  • Que publicar esta bien pero sin obsesionarme.  Lo que ha de llegar; llega, pero que si para ganar 100€ en dos faldas, tengo que gastarme 1000€ en Marketing, las cuentas no cuadran. 
  • Esto es un camino, como la vida. Las ventas online  son para las grandes plataformas y mi sector es otro,  Cuando  hay muchos intermediarios en una venta, el beneficio es muy pequeño, o puede incluso no existir. ¿Entonces para que enredarme tanto? 

¿OS APETECE UN  CUENTO?

El cuento del pescador y el empresario lo he escuchado varias veces, por distintos medios, parece que me persigue. Desconozco el autor, creo que tiene procedencias de cuentos populares brasileños, aunque también viene de otras culturas. Espero que os guste tanto como a mí.

EL pescador y el empresario

Un hombre rico, empresario, bien vestido, ropas caras y talante derrochador, iba paseando por el puerto, cuando se encuentra con un modesto pescador. El pescador trabajaba en sus redes y en su pequeña barca, y tenía un cubo lleno de un montón de peces recién pescados. El rico empresario le preguntó:

– Óigame, ¡usted tiene mucha maña! ¡Parece un pescador muy bueno! Usted sólo y con esta pequeña barca ha pescado muchos peces. ¿Cuánto tiempo dedica a la pesca?

El pescador respondió:

– Pues mire usted, yo la verdad es que nunca me levanto antes de las 8:30. Desayuno con mis hijos y mi mujer, acompaño a mi familia al cole y al trabajo, luego voy tranquilamente leyendo el periódico hasta el puerto, donde cojo mi barca para ir a pescar. Estoy una hora u hora y media, como mucho, y vuelvo con los peces que necesito, ni más ni menos. Luego, voy a preparar la comida a casa, y paso la tarde tranquilo, hasta que vienen mis hijos y mi mujer y disfrutamos haciendo juntos los deberes, paseando, jugando. Algunas tardes las paso con mis amigos tocando la guitarra.

– ¿Entonces me dice que en sólo una hora ha pescado todos estos peces? ¡Entonces usted es un pescador extraordinario! ¿Ha pensado en dedicar más horas al día a la pesca?

– ¿Para qué?

– Pues porque si invierte más tiempo en pescar, 8 horas, por ejemplo, usted tendría 8 veces más capturas, y ¡así más dinero!

¿Para qué?

– Pues con más dinero usted podría reinvertir en una barca más grande, o incluso contratar a pescadores para que salgan a faenar con usted, y así tener más capturas.

– ¿Para qué?

– Pues con este incremento de facturación, ¡su beneficio neto sería seguro envidiable! Su cash flow sería el propicio para llegar a tener una pequeña flota de barcos, y así, hacer crecer una empresa de pesqueros que le harían a usted

muy muy rico.

– ¿Para qué?

– ¿Pero no lo entiende? Con este pequeño imperio de pesca, usted sólo se tendría que preocupar de gestionarlo todo. Usted tendría todo el tiempo del mundo, para hacer lo que le venga en gana. No tendría que madrugar nunca más, podría desayunar cada día con su familia, podría acompañar a los niños al cole, jugar con ellos por la tarde, tocar la guitarra con sus amigos…”

AHÍ LO DEJO. RELAJO Y SUELTO

Sin comentarios